TARDE DE MORRIÑA

No soy muy dada a hacer fotografía de paisaje e incluso os diré que estas fotos llevan un año en mi ordenador y no las había subido a ningún sitio.

Siento cierta morriña al estar lejos de mis seres queridos y ha sido la razón principal por la que hoy me dio por buscar en los rincones recónditos de mi ordenador, son de un día que pase con mi gran amiga Rocío, me voy a poner un poco cursi al decir que ella es como la hermana que nunca tuve. 

A veces te cruzas con personas de casualidad, incluso por un impulso o una corazonada  y acaban convirtiéndose estos momentos en los que conoces a personas que te cambian la vida o que incluso acaban siendo uno de tus mayores pilares.

Quiero darte las gracias por compartir tu vida conmigo y me encanta cuando podemos hablar y apoyarnos la una a la otra en nuestros momentos difíciles, pero sobre todo me encanta cuando estamos bien y podemos reír juntas en esta vida que a veces es tan agría, me encanta compartir momentos contigo, como el atardecer que hay en estas fotos.

Quiero dedicarte este poema de Pablo Neruda:


"Algunas veces encuentras en la vida

una amistad especial:
ese alguien que al entrar en tu vida
la cambia por completo.
Ese alguien que te hace reír sin cesar;
ese alguien que te hace creer que en el mundo
existen realmente cosas buenas.
Ese alguien que te convence
de que hay una puerta lista
para que tú la abras.
Esa es una amistad eterna…
Cuando estás triste
y el mundo parece oscuro y vacío,
esa amistad eterna levanta tu ánimo
y hace que ese mundo oscuro y vacío
de repente parezca brillante y pleno.
Tu amistad eterna te ayuda
en los momentos difíciles, tristes,
y de gran confusión.
Si te alejas,
tu amistad eterna te sigue.
Si pierdes el camino,
tu amistad eterna te guía y te alegra.
Tu amistad eterna te lleva de la mano
y te dice que todo va a salir bien.
Si tú encuentras tal amistad
te sientes feliz y lleno de gozo
porque no tienes nada de qué preocuparte.
Tienes una amistad para toda la vida,
ya que una amistad eterna no tiene fin."


Se que no estáis acostumbrado a leer estos post sentimentaloides en mi blog, pero a veces es necesario para que entendáis lo que hay detrás.











No hay comentarios:

Publicar un comentario